Al amor le ha faltado el compañerismo

#lovewednesdayHappy young couple enjoying a day in meadow

Tan trivial y mecánica se ha tornado la palabra “amor”, sobrevaluada de mil maneras. El amor puede parecer, incluso, más una necesidad que una acción.

Seas creyente de la Biblia o no, de seguro habrás escuchado el famoso escrito de 1 Corintios 13:

El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia.

Leerlo provoca suspiros en algunos y risas de incredulidad en otros. Pensar que el amor es así tal como el apóstol Pablo escribió es utópico. Creerlo, puede hacernos sentir que no somos capaces de amar realmente o ser amados de la misma manera.

Un poco después de redactar ese famoso escrito, Pablo añade:

Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como un niño; pero cuando crecí, dejé atrás las cosas de niño. Ahora vemos todo de manera imperfecta (…)

Yo no sé ustedes, pero yo leo un Pablo dudando de si sería capaz de experimentar esa clase de amor ahora como adulto. Porque el amor es un aprendizaje que se desarrolla en diferentes etapas. He notado que si estás atento y aceptas que no sabes amar del todo, tu pareja y personas cercanas pueden enseñarte mucho sobre cómo amarlos a ellos.

Compartí durante este fin de semana con más de 200 niños y me sorprendía cada vez más de su sencillez y honestidad. Piensan como niños. Es como si no tuvieran filtro para esconder lo que realmente quieren decir o hacer. Quizá a eso se refería Pablo cuando escribió su reflexión sobre cuando era niño y cuando fue adulto. Como si al crecer, esos detalles que llamó “amor” fueran desapareciendo poco a poco con el trato de la vida.

El amor, tendrá mil deficiones para todos. Basado en lo que hemos aprendido, lo que consuminos en los medios de comunicación, y nuestras necesidades no satisfechas.

Y aquí es donde veo cómo al amor le ha faltado el compañerismo…

Cuando olvido agradecerle a mi pareja por haber preparado la cena porque pienso que es “su responsabilidad” hacerlo. Cuando exijo su atención y afecto, intentando ser prioridad de todas sus actividades diarias. Cuando nos segmentamos y dividimos entre nosotros categorizándonos por estilos, gustos o intenciones.

Quizá nos falte un poco más de ese “ser niños” para no ver las cosas imperfectamente, sino disfrutarlas y valorarlas por lo que son. Quizá nuestra relación de pareja necesita un poco menos de cama y un poco más de amistad. (Ok, ¡pero no olvidemos la cama! ☺️)

El amor se hace, el amor se aprende.

Besos!!! 💋
Erika Michael
#lovewednesday #mujeresquecambianelmundo #desdemiespacio #erikamichaelsblog

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s