El engaño del amor

Hay una preocupación que lleva conmigo bastante tiempo. Primero, porque creo que hemos sido hasta irresponsables definiendo el término “amor”. Por supuesto, esta definición ha ido evolucionando en concepto a medida que las necesidades generacionales cambian.

En ese sentido, sería irresponsable asumir que el amor es una única cosa o que tiene una única forma o función. Sé que el amor, por definición, tendría un significado distinto para cada persona; generalmente, relacionado a su necesidad o capacidad de comprensión de las cosas.

Sin embargo, he notado que somos capaces de definir como amor o justificar “por amor” cualquier conducta que promueva nuestro egoísmo y nuestra irresponsabilidad. Una mujer que acepta ser la amante de un hombre casado puede decir que lo hace por amor. Un hombre que le pega a su mujer para que tenga un comportamiento más conservador, puede también decir que lo hace por amor. Cualquier persona que manipula para obtener un beneficio personal puede decir que lo hace por amor. Hay personas que, incluso, han matado…por amor.

Y ahí viene mi cuestionamiento natural: ¿Será eso amor? Porque el amor no puede dirigirse a una sola dirección. El amor es algo que se dirige hacia adentro de nosotros, hacia afuera en pro de los demás y hacia arriba (significando una creencia de fe a cualquier dios). Entonces, no puedo decir que amo, sin que todas las otras direcciones también existan.

¿Qué podría ser el amor sino el deseo genuino y no egoísta de que la otra persona (a quien dices amar) tenga bienestar. He sentido alegría honesta por hombres que he amado grandemente, al saber que están bien y que han tomado decisiones que los han llevado a tener éxito en diversas áreas de su vida, incluso sentimental. Y eso podría parecer una locura, y la verdad no es una práctica fácil. Ser egoísta es nuestro instinto. Es una manera de protegernos.

Quizá lo que me ha ayudado a poder desarrollar esta capacidad ha sido el comprender que nada me pertenece. He perdido tanto y a tanta gente, que he podido comprender que las relaciones son lo más valioso que tenemos porque algo que no podemos retener. Las valoramos muy poco en su mayoría, sobre todo cuando hay mayor confianza o tiempo de relación.

Esa es una de las razones por las que solemos tratar con mayor respeto y coquetería a personas externas que a nuestra propia pareja cuando llevamos mucho tiempo de compartir. Hay una complicidad y coquetería que no debería perderse nunca, pero la realidad humana es que si no invertimos tiempo genuino en nuestra relación, jamás va a crecer lo suficiente.

El amor, puede ser muchas cosas y ser definido de mil maneras por cada uno de nosotros en diferentes momentos de nuestra vida.

Hoy, para mí, no puede significar otra cosa que la libertad honesta de la persona a quien digo amar y la permanencia de mi compañía en este camino llamado vida. Todo lo demás, es solo el resto.

Y…¿ustedes qué creen?

Besooo! 💋

Erika Michael

 

 

2 comentarios sobre “El engaño del amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s